¡Echando de menos la edición radiofónica!

¡Echando de menos la edición radiofónica!
"Sólo unos pocos prefieren la libertad; la mayoría de los hombres no busca más que buenos amos" (Salustio)

viernes, 10 de noviembre de 2006

TRES VALIENTES EN GUERRA


Viernes, 10 de noviembre de 2006. Sin duda, los pacientes alumnos que me soportan en el curso que imparto en la Casa Elizalde, España 1898-1939: la modernidad incompleta, son gente interesante, culturalmente inquieta, muy paciente conmigo, y... ¡más leídos que yo! Quizá por eso he coincidido con algunos de ellos en el acto organizado por la Universitat Pompeu Fabra para conmemorar el 75º aniversario de la proclamación de la Segunda República.

El veterano, y siempre interesante, profesor Josep Fontana abría la sesión preguntándose “Cómo y por qué se proclamó la Segunda República”, una recreación de las horas inmediatas y posteriores de la jornada electoral del 12 de abril de 1931. Pudimos disfrutar también de Francisco Espinosa, cuya “La columna de la muerte” fue una de las lecturas que más me ha emocionado sobre la represión institucionalizada por el bando rebelde en nuestra guerra civil: el director del proyecto www.todoslosnombres.org definió la reforma agraria como eje impulsor de las fuerzas opositoras al régimen. Finalmente, el profesor de la London School of Economics, Paul Preston, dedicó su tiempo a la memoria de la Segunda República; tema polémico donde los haya hoy que desde el gobierno se está impulsando una ley de memoria histórica que no parece tener intención de hacer justicia.
Si añadimos quizá a estos tres nombres los de Alberto Reig Tapia, y Julián Casanovas, nos encontramos –al fin- con las pocas (y valientes) únicas plumas que se han atrevido a alzar la voz contra la basura ideológica cocinada en los laboratorios revisionistas. El “sindicato del crimen” historiográfico, con sus sucias apologías del franquismo, y su manipulación del significado de la Segunda República, no ha recibido aún suficientes réplicas... ¿Dónde están los profesores universitarios mientras esa tropa remata (retratándoles como asesinos) a los valientes republicanos que el sofisticado plan de exterminio franquista dejó olvidados en cunetas y vallas de cementerios? ¿Por qué no están respondiéndoles, pronunciando conferencias u organizando congresos para denunciar sus excesos?

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...